...Características del EvangeliO...


-Reseña biográfica del autor...

Suele identificársele con Juan, llamado Marcos. Este personaje aparece varias veces en los Hechos de los Apóstoles. Se le cita por primera vez en Hechos12:12, cuando Simón Pedro, milagrosamente liberado de la cárcel, se refugia en casa de María, madre de "Juan, por sobrenombre Marcos". Acompañó a Pablo de Tarso y a Bernabé en el primer viaje de Pablo, pero se separó de ellos cuando llegaron a Panfilia, regresando a Jerusalén (en estos versículos se hace referencia a él simplemente como "Juan"). Cuando Pablo iba a iniciar su segundo viaje, tuvo una grave disputa con Bernabé a propósito de "Juan, llamado Marcos": Bernabé quería que fuese con ellos, pero Pablo se negaba, ya que les había abandonado en el viaje anterior. Pablo y Bernabé terminaron por separarse, y Marcos acompañó el segundo en su viaje a Chipre .

No está claro si este personaje, "Juan, llamado Marcos" es el mismo al que se hace referencia en algunas epístolas atribuidas a Pablo.En Colosenses y Filemón dice de él que es primo, o sobrino, de Bernabé, lo que podría explicar que éste disputase con Pablo acerca de Marcos.
En el final de la Primera Epístola de Pedro, éste se refiere a "mi hijo Marcos". Mientras que las iglesias católica y ortodoxa interpretan que se trata de un hijo espiritual (es decir, que Marcos hubiese sido bautizado por Pedro) o que simplemente Pedro le tenía mucho cariño, varios teólogos protestantes no tienen inconveniente en admitir que podría tratarse de un hijo físico.
No está claro que todas las menciones neotestamentarias hagan referencia al mismo personaje, aunque sí parece lo más probable.

Marcos es considerado por la tradición cristiana el autor del evangelio que lleva su nombre. Puesto que él no fue discípulo directo de Jesús basó su relato -siempre según la tradición- en las enseñanzas de Pedro. El autor más antiguo que asignó a Marcos la autoría de este evangelio fue Papías de Hierápolis, en la primera mitad del siglo II, en un testimonio citado por Eusebio de Cesarea:

«y el anciano decía lo siguiente: Marcos, que fue intérprete de Pedro, escribió con exactitud todo lo que recordaba, pero no en orden de lo que el Señor dijo e hizo. Porque él no oyó ni siguió personalmente al Señor, sino, como dije, después a Pedro. Éste llevaba a cabo sus enseñanzas de acuerdo con las necesidades, pero no como quien va ordenando las palabras del Señor, más de modo que Marcos no se equivocó en absoluto cuando escribía ciertas cosas como las tenía en su memoria. Porque todo su empeño lo puso en no olvidar nada de lo que escuchó y en no escribir nada falso». (Eusebio, Hist. Ecl. iii. 39).

Desde el siglo II se dio por sentado que Marcos era el autor de este evangelio. Aunque es imposible tener ningún tipo de certeza a este respecto, se ha aducido convincentemente que no hay ninguna razón por la cual los primitivos cristianos tuvieran que adjudicar la autoría de este evangelio a un personaje oscuro que no fue discípulo directo de Jesús, en lugar de atribuírsela a uno de los apóstoles.


-Texto...

Es el Evangelio más antiguo que se conserva y fue la fuente principal de los Evangelios de Mateo de Lucas. La versión escrita canónica que nos ha llegado data del s. III. Hubo varias ediciones en este periodo de tiempo


-Lugar y época:

Según el profesor Antonio PIÑERO, en su Guía para entender el Nuevo Testamento, la mayoría de los estudiosos considera que el Evangelio de Marcos fue escrito el año 71, considerando que el pasaje conocido como "Pequeño Apocalipsis" o "Apocalipsis Sinóptico" (Marcos 13) es un vaticinium ex eventu y fue por tanto escrito después de la destrucción de Jerusalén por el ejército romano en el año 70.
En los versículos 1-4 (Marcos 13:1-4) Jesús profetiza la destrucción del templo; poco después (Marcos 13:5-8) menciona "guerras y rumores de guerras", pero, dice "aún no es el fin". En los versículos siguientes Jesús profetiza que el Evangelio será predicado a todas las naciones y que los cristianos serán perseguidos: ambas cosas describen, según Robert Funk, el presente de las comunidades cristianas en el momento en que Marcos redacta su evangelio[8].
En el versículo 14, la expresión "la abominable desolación instalada donde no debe" hace referencia a un pasaje del Libro de Daniel (Daniel 9:27) que, según todos los indicios, se refiere, en lenguaje figurado, a la erección en 167 adC de un altar dedicado a Zeus por el monarca seléucida Antíoco IV Epífanes. El redactor del evangelio puede referirse, entonces, a la colocación de los estandartes romanos (a los que se ofreció, según refiere Flavio Josefo, sacrificios) en el recinto del templo.
Otras "evidencias internas" que se utilizan en favor de una datación tardía son:
La parábola de los viñadores homicidas, que haría referencia a la muerte de Jesús y a la destrucción del templo como castigo divino (Marcos 12:1-11)
El exorcismo en el que Jesús expulsa de un hombre poseso una "legión" de demonios, los cuales se meten en una piara de 2000 cerdos y se ahogan en el Mar de Galilea. Algunos ven en esta historia una alegoría de la ocupación romana y de la legión que destruyó Jerusalen, cuyo emblema, según
Flavio Josefo, era un cerdo.
El anuncio de Jesús a sus discípulos de que "os entregarán a los tribunales, seréis azotados en las sinagogas y compareceréis ante gobernadores y reyes por mi causa, para que deis testimonio ante ellos" (Marcos 13.9) es un indicio de la persecución de los cristianos bajo el mandato de Nerón, en torno al año 64.


-Teología...

El contenido teológico se centra en el relato de la pasión que mantiene unidad interna. El núcleo teológico central es la pasión. A lo largo del evangelio, Jesús aparece envuelto por la incógnita de su identidad que se desvela progresivamente: rabino, profeta, médico, Mesías; para destaparse de todo en el momento de la Pasión: Hijo de Dios.